Pedro Ferreira no firmó acta con Brasil por sus intereses en CLYFSA

Especialistas dan a conocer el doble rol del hoy ex titular de la ANDE, quien también funge como asesor de la empresa eléctrica de Villarrica. En realidad, aseguran, no quería firmar el acuerdo con Electrobras para no afectar sus intereses en esta última firma privada.

 

La incapacidad del ing. Pedro Ferreira para negociar con Electrobras la energía y la potencia que la ANDE debía utilizar en los próximos años obligó a que las Altas Partes Contratantes tuvieran que definir un tema de carácter estrictamente técnico, que no colisiona ni con el Tratado de Itaipú ni con sus anexos, revelan analistas en materia hidroeléctrica.

Cada año, ANDE y Eletrobras se reúnen para definir cuánta energía van a usar y les informan a ITAIPU. Con eso, ITAIPU factura a cada empresa y recibe los ingresos para transferirlos a los estados Paraguayo y Brasileño.

Se trata de una reunión anual de carácter estrictamente técnico, hasta el punto de que, varias veces, solo se comunicaba en forma verbal a ITAIPU sobre el acuerdo arribado.

El año pasado Ande y Electrobras no se pusieron de acuerdo y hasta mayo estaba sin definirse la potencia de Itaipú que debía usar este y los siguientes años la empresa eléctrica paraguaya.

Fuentes de El Trueno, explican que posturas personales, llevaron a que no se concluyera el acuerdo técnico, motivo por el cual Ferreira solicitó el apoyo de las Altas Partes, es decir, de la Cancillería nacional.

El ing. Ferreira, advierten, desempeñaba un doble rol: por un lado era Presidente de la ANDE y, por otro, Asesor de la Compañía de Luz y Fuerza S.A. (CLYFSA), que distribuye la energía eléctrica a la ciudad de Villarrica.

En esta doble e incompatible función, permitió que los usuarios de Ande paguen más que los de CLYFSA, a los que protegió y no exigió el pago de USD 4.000.000 acumulados por la diferencia tarifaria.

Antecedentes

 

En el 2007 (durante el gobierno de Nicanor Duarte) se aplicó un Acuerdo Operativo entre partes, ANDE y Eletrobras, que generó el concepto de energía excedente a 5 USD/MWh y se dio prioridad al Paraguay en su adquisición.

A partir de entonces, la ANDE definía su potencia por debajo de su demanda utilizada y el resto de la energía la completaba con la energía barata o excedente, lo cual posibilitó que la tarifa equivalente de la ANDE se encuentre entre 26 a 28 USD/MWh, de manera tal que no hizo falta aumentar tarifa por 12 años.

En los años 2014, 2015 y 2016, la ANDE contrató una potencia muy alta (40 % acumulado) y casi toda su energía la cubrió con la garantizada y casi nada con el excedente; llegando el costo de la energía de ITAIPU para la ANDE en 33 USD/MWh y con déficit financiero 2 años repetidos.

Para el 2017 aumentaron las tarifas de ANDE, y CLYFSA (de la cual Ferreira es asesor) presentó un recurso de amparo vigente hasta ahora. Por esa razón, más de 14.000 viviendas en Villarrica pagan menos que el resto del país (contradiciendo expresamente a la propia Carta Orgánica de la ANDE).

Pésima gestión

Por otra parte, Ferreira tuvo una pésima gestión y, desde el comienzo, tuvo el desprecio de la ciudadanía con sus recomendaciones absurdas para ahorro de energía y las insuficientes explicaciones sobre los continuos cortes en el suministro de la energía eléctrica.

La explicación sobre la salida del gerente técnico de la ANDE, se explica, señalan, por el hecho de que Fabián Cáceres y Pedro Ferreira son aliados políticos desde la época en que ambos desempeñaban funciones en el IPS, donde aparentemente siempre buscando ventajas individuales.

En relación con el acta suscrita el pasado mayo por las cancillerías de ambos países, la misma tiene un carácter eminentemente técnico que no afecta en absoluto a las negociaciones futuras del Tratado de Itaipú, a sus anexos ni supone un aumento de las tarifas de la energía eléctrica.

Es más, con el acta se continuará contratando potencia por debajo del uso de ANDE y se seguirá utilizando la energía más barata o excedente a 5 USD/MWh para completar los requerimientos de ANDE. Ello supone no solamente que la tarifa no aumentaría, sino que incluso debería bajar.

Share