Papa Francisco recibió a controvertido sacerdote que trabaja con la comunidad LGTBI

El Papa recibió en audiencia al sacerdote James Martin que es objeto de muchas criticas de parte de ciertos sectores del catolicismo. ¿El motivo? Realiza labores pastorales con la comunidad LGTBI.

 

Al reunirse con el padre James Martin durante la mañana, cuando las reuniones son parte de la agenda publicada, en lugar de hacerlo en privado por la tarde, el Papa Francisco al parecer dio un respaldo a Martin frente a los ataques que recibió.

En los últimos dos años, varios seminarios y universidades católicas han cancelado las conferencias y apariciones de Martin, a menudo después de la presión de grupos conservadores.

Martin, un jesuita como el Papa, en el 2017 escribió el libro «Construyendo un puente: cómo la Iglesia católica y la comunidad LGTBI pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad».

En un Tweet después de conocer a Bergoglio, Martin dijo que «compartió con él las alegrías y las esperanzas; las penas y ansiedades, de los católicos LGTBI y las personas LGTBI en todo el mundo»,  “Estoy muy agradecido de conocer a este maravilloso pastor”.

Al describir la reunión como uno de los mejores momentos de su vida, Martin dijo que se sintió «animado, consolado e inspirado» y que la audiencia de 30 minutos fue «una clara señal del profundo trabajo pastoral (del Papa) para los católicos LGBT y las personas LGTBI » .

Rorate Caeli, uno de los blogs conservadores que a menudo ha criticado a Martin, tuiteó después de que la audiencia se hizo pública: «Es la fiesta de San Gay Roma». En otro Tweet, Rorate Caeli dijo: «Si eso no es un respaldo, nada es».

Francis DeBernardo, director ejecutivo del Ministerio New Ways, que llama a la reconciliación entre la Iglesia y los homosexuales, elogió al Papa, según informó la Agencia Reuters.

DeBernardo dijo en un comunicado que la reunión «refuta el aluvión injustificado de críticas que ha recibido de una minoría de líderes de la Iglesia y otros sectores anti-LGBTQ de la Iglesia».

Lo llamó «una señal clara de que el Papa Francisco está llamando a la Iglesia a la conversión lejos de los mensajes negativos que ha enviado en el pasado sobre las personas LGTBI. Es un día de celebración para los católicos LGTBI que han anhelado una mano extendida de bienvenida de la Iglesia que aman”.

“La Iglesia enseña que los homosexuales deben ser respetados y su dignidad humana debe ser defendida. Enseña que las atracciones del mismo sexo no son pecaminosas, pero los actos homosexuales sí” fue lo que manifestó el sacerdote después de reunirse con la máxima autoridad de la iglesia romana.

Share