Marito ratifica embajada paraguaya en Tal-Aviv: «Somos respetuosos del derecho internacional»

Ante presiones del cartismo para volver a mudar la embajada paraguaya a Jerusalén, el presidente de la República ratificó que la misma no se moverá de Tel-Aviv, en respeto al derecho internacional y al consenso existente en la comunidad internacional respecto a Jerusalén como «territorio neutral».

Una de las últimas movidas del gobierno de Horacio Cartes fue mover la embajada paraguaya de Tel-Aviv a Jerusalén, hecho que le valió el reconocimiento del primer ministro israelí Benjamín «Bibi»​ Netanyahu. Apenas asumido el nuevo gobierno de Mario Abdo Benítez, esta decisión fue revocada, generando un malestar diplomático que desembocó en el cierre de la embajada israelí en Paraguay.

El impasse parece haberse superado y desde entonces Paraguay ha dado señales positivas hacia Israel, como por ejemplo la consideración de Hamas y Hezbollah como grupos terroristas. Sin embargo, no han cesado las presiones del cartismo para volver a situar la embajada paraguaya en Jerusalén. Ante los rumores de que la misma se daría en los próximos meses, el presidente de la República descartó enteramente la posibilidad.

«Hoy la única embajada que está en Jerusalén es la de Guatemala», afirmó, dando a entender que la decisión de moverla va a contramano del consenso generalizado en la comunidad internacional.

«Hay una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que afirma que es un territorio todavía en conflicto. Para el proceso de paz es mejor que las embajadas estén en Tel-Aviv. Nosotros somos respetuosos del derecho internacional», resaltó Abdo Benítez.

Share