El Cuerpo Diplomático valoró lucha del gobierno contra el crimen y la impunidad

En representación de todos los embajadores extranjeros, el Nuncio Apostólico valoró los esfuerzos oficiales para combatir tres importantes flagelos que azotan a la sociedad paraguaya. También destacó la atención a la cuestión social.

 

Se realizó hoy, en Palacio de Gobierno el saludo de fin de año ofrecido por el Presidente de la República, Mario Abdo Benítez, al Cuerpo Diplomático acreditado ante el Estado paraguayo.

En la oportunidad, y a nombre de la comunidad internacional, intervino el Decano del Cuerpo Diplomático y Nuncio Apostólico ante nuestro país, monseñor Eliseo Antonio Ariotti. En los países de tradición católica, es costumbre que el representante papal encabece protocolarmente al conjunto de embajadores y cónsules extranjeros.

“Valoramos su voluntad de combatir el crimen organizado, el narcotráfico, el contrabando, la corrupción y la impunidad, en el mundo hay manifestaciones de descontento social, que llaman a los gobernantes a escuchar a la gente y a atender sus demandas”, resaltó el Nuncio Apostólico.

“Hoy, nos complace destacar su atención para que en Paraguay el bienestar social alcance a todos, cumpliendo con los objetivos de desarrollo sostenible, como salud, educación, empleo y su formalización infraestructura y conectividad digital. En este sentido, queremos también resaltar el rol de su querida esposa y de la distinguida oficina de la Primera Dama”, significó monseñor Ariotti.

ÁMBITO ECONÓMICO: IMPORTANTES ACUERDOS

El prelado se refirió asimismo al ámbito económico, en el cual destacó que el Gobierno cerró importantes acuerdos en materia de libre comercio.

“No podemos olvidar en el ámbito económico el cierre de importantes acuerdos en materia de libre comercio que fortalecerán las empresas paraguayas, aumentando su productividad y competitividad y generando mayor empleo. Una recaudación más justa y una gestión más eficiente de los recursos del Estado permitirán enfrentar la pobreza y vulnerabilidad con más energía, atrayendo al mismo tiempo mayores inversiones”, subrayó monseñor Ariotti.

Share