Sepa quiénes son los más vulnerables de ser contagiados por el Coronavirus

Salud Pública insta a los pacientes más susceptibles a evitar la socialización, notificar en caso de padecer cuadros respiratorios leves y buscar la evaluación médica si desarrollan cuadros respiratorios graves. El lavado frecuente de manos es la principal medida de protección.

 

Los cuidados para prevenir el virus del COVID-19 causante de la enfermedad del coronavirus deben extremarse para evitar contraer la enfermedad, especialmente en la población considerada de riesgo, teniendo en cuenta la vulnerabilidad que cuentan como pacientes, entre los que se encuentran:

  1. Mayores de 60 años: Hombres y mujeres que tengan más de 60 años.
  2. Personas que padezcan las siguientes enfermedades crónicas:
    • Neumopatías: fragilidades pulmonares (asma, acumulación de aire en los tejidos u órganos del cuerpo y bronquitis crónica)
    • Cardiopatías: enfermedades del corazón
    • Nefropatías: daño, enfermedad o patología del riñón.
    • Inmunodeficiencias: estado del organismo consecuente a una deficiencia funcional del sistema inmunitario de defensa.
    • Diabetes Mellitus: trastorno en el que la glucemia es excesivamente alta porque el organismo no segrega suficiente insulina.

Autoridades sanitarias recuerdan algunas recomendaciones para este sector de la población como: el distanciamiento social, preferentemente en sus domicilios, la notificación del desarrollo de cuadros respiratorios para los casos leves y la evaluación obligatoria por un médico para los casos de cuadros respiratorios graves.

Los cuadros leves consisten en la aparición de congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta y tos.

Mientras que los cuadros graves se caracterizan por la fiebre persistente y dificultad respiratoria, según explicaciones del Dr. Hernán Rodríguez, director de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles.

Las medidas de higiene personal son fundamentales para evitar el contagio de la enfermedad, reiteró el Dr. Rodríguez, quien a su vez señaló que todas las personas en general, y en especial las más vulnerables, deben evitar tocarse la cara sin antes haberse lavado las manos.

Una de las formas más comunes y eficientes es el lavado adecuado con agua y jabón, cuyo método debe incluir el lavado de la palma de las manos, el dorso de las manos, las muñecas, los dedos, los entrededos y las uñas.

Share