Denuncian estafas en envío de canastas por el Día de la Madre

Gran debate en las redes sociales por envíos mutilados y tardíos, así como falta de respuestas por parte de casas que enviaban obsequios a pedido. La actitud, alegan, compromete la credibilidad de todo el sector gastronómico que hoy por hoy sólo puede ganarse la vida a través del delivery.

 

Con motivo del Día de la Madre, celebrado el pasado viernes 15, y ante la imposibilidad de ir a saludar a sus progenitoras por la cuarentena vigente, muchos ordenaron el envío de canastas de desayuno para agasajarlas “a domicilio”. Desafortunadamente, para muchos fue una experiencia dolorosa: los pedidos nunca llegaron a destino.

Desde entonces, se denuncian sin parar en las redes sociales las “estafas de las canastas”. Uno de ellos es el periodista del diario ABC Color, Juan Cálcena.

El comunicador mencionó en su cuenta de Twitter que había solicitado a un negocio llamado “La Casita Dulce” una canasta de la segunda opción de las ofertadas por el mencionado negocio. La misma, por valor de G. 130.000, ofrecía “tostadas francesas, dip de dulce de leche, dip de mermelada de frutilla light, mix de frutas, omelette de jamón y queso, jugo de naranja natural, leche descremada, café y té, sobres de azúcar o edulcorante, taza de cerámica, bandeja de madera y decoración”.

Sin embargo, explica Cálcena, el comercio envió solamente un omelette, medio litro de leche un jugo Purifru y una banana. “La chica (hasta ahora no sé qué quiso hacer porque traté de ser empático) borró su perfil del IG y también del WA. A mí me devolvió el dinero, pero arruinó todo”, destacó.

Otra usuaria le respondió que atravesó una situación similar: “Le pedí tmb una canasta. Entre 7 a 9 a mas tardar va a llegar dijo. Eran ya las 10 y no aparecía, le escribía y ni me miraba los mensajes, solo se quedaba en linea y me ignoraba. A eso de las 2/3 pm aparece el delivery con su galletita toda rota y para nada igual a la imagen”, señaló en Twitter.

Por su parte, otra, de nombre Nathalia Schäfer, destacó: “Hola!! Esas fotos de canastas que uso.. son robadas de MI PAGINA….. y a mi me jodio re mal con un cheesecake hace un mes…. tan chico es el Paraguay que se fue a robar fotos de mi pagina sin saber que era yo jajajaja”.

No faltó algún que otro tuit en defensa de la propietaria de la mencionada casa de canastas, lamentando que se la haya “escrachado” aún cuando devolvió el dinero. Sin embargo, los más consideran que este tipo de actitudes, falta de entrega, entrega a medias o tardías, no hacen más que perjudicar a todo el sector comercial gastronómico que hoy por hoy no tiene otra alternativa que moverse a través del delivery.

Share