EBY: técnicos ultiman respirador casi 10 veces más barato que en el mercado

Profesionales de Yacyretá estarán en condiciones de fabricar un equipo médico de emergencia por día, a un costo de inversión de entre 3.000 y 5.000 dólares. En la actualidad, el precio a nivel internacional oscila entre US$ 28.000 y 30.000 cada uno.

 

En 10 días más, dependiendo de la logística, técnicos de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) estarán en condiciones de poner a disposición del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, un prototipo de respirador de emergencia.

De ser aceptado, se estará en condiciones de elaborar como mínimo uno por día y a un costo de inversión de entre 3.000 y 5.000 dólares. Actualmente, el precio en el mercado oscila entre los 28.000 y 30.000 dólares.

El equipo médico, muy requerido en el mundo en la actualidad debido a la pandemia de coronavirus, es desarrollado por un grupo de profesionales que trabaja bajo la supervisión del jefe técnico de la EBY, Ing. Leopoldo Melo; y el jefe del área de Regulación y Control, Ing. Nardi Guerrero.

Gran parte de los materiales requeridos fueron proveídos por el departamento técnico, y dos aparatos necesarios para echarlo a andar, están siendo importados de Alemania. Se trata de dos sensores, uno de presión y otro de caudal, certificado para uso médico.

El prototipo es el del respirador español Resistencia Team, que ya superó la etapa pruebas pre clínicas y pruebas en animales en España, y aquí, una vez concluido se mostrará a los profesionales de la Salud y al mismo tiempo se verá la posibilidad de sacarlo al exterior para lograr la certificación sanitaria, según explicó el Ing. Guerrero.

Cuando esté aprobada su fabricación, se podrá poner a disposición en promedio un respirador por día, teniendo solamente dos personas trabajando en el desarrollo del equipo. Si se destina más mano de obra, y se tienen todos los implementos necesarios, se podría pensar inclusive en la elaboración de hasta 10 respiradores por día.

Casi todo lo necesario se consigue en el mercado local. Solo los sensores de presión y caudal certificados para uso médico son los que se debe importar y el país de origen es Suiza.

Los técnicos de la EBY están optimistas en que lograrán el objetivo, e inclusive ya miran un poco más lejos y piensan en la posibilidad de mejorar el modelo inicial. “No solo pensamos en respiradores, nosotros podemos fabricar muchas otras cosas necesarias para nuestro país. Pensamos en un Parque Tecnológico de la EBY, donde los mejores profesionales puedan desarrollar equipos de diversos usos y satisfacer nuestro mercado”, manifestó en otro momento Guerrero.

El director de la EBY, Nicanor Duarte Frutos, visitó hoy el local donde en estos momentos están trabajando los técnicos y manifestó su total respaldo a la iniciativa.

Share