Ya son 108 los casos positivos de Covid-19 en la Penitenciaría de CDE

Personal del Ministerio de Salud Pública realizó una masiva toma de muestras a la población penitenciaria y funcionarios del penal, donde los casos ya sobrepasaron el centenar. Se intensifican los protocolos de seguridad y salud en el lugar.

 

Tras el brote de COVID-19 registrado en la penitenciaría de Ciudad del Este, autoridades y funcionarios de Salud se trasladaron hasta la institución a fin de tomar muestras  y elaborar un protocolo de seguridad en conjunto con el Ministerio de Justicia.

Se acordó que los guardiacárceles y funcionarios del penal trabajarán en tres turnos distintos y todos guardarán cuarentena en albergues del Gobierno desde este miércoles, informó el viceministro de Atención a la Salud, Juan Carlos Portillo.

De acuerdo a lo manifestado por Portillo,  el reporte de casos de COVID-19 en la penitenciaría se dio ayer por la noche, con lo que se activó el protocolo de manera inmediata y arrancaron con la  toma de muestras.

Durante la jornada del martes se levantaron alrededor de más 500 muestras  y se espera finalizar la toma de estas en las horas siguientes. Toda la población penitenciaría además de los funcionarios serán sometidos a la prueba, incluyendo al penal de mayores y al penal de mujeres, según señalaron las autoridades sanitarias, quienes se trasladaron hasta Ciudad del Este.

Para el reporte diario del mediodía ya se tenían confirmados 108 casos, de los cuales 39 son internos y 69 agentes penitenciarios.

Estas muestras serán enviadas a Asunción para su procesamiento, y una vez que se tengan los datos concretos se tomarán otras medidas con el Ministerio de Justicia, indicó el viceministro, quien encabezó la comitiva, que incluyó también al Dr. Guillermo Sequera.

La mayor preocupación reinante entre las autoridades sanitarias, es el “árbol de contactos” de los contagiados, especialmente de los guardiacárceles, ya que estos al entrar y salir del lugar pudieron haber tenido una larga lista de contactos. Desde la región sanitaria del Alto Paraná, ya trabajan para identificar a estas personas y aislarlas de ser posible.

Comparte