Bolivia: presidenta de facto convoca a elecciones para el 6 de setiembre

Tras muchas idas y vueltas, la autoproclamada mandataria decidió que en poco más de dos meses se elija un legítimo sucesor de Evo Morales.

La presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, promulgó la ley para la celebración de elecciones y ahora el órgano electoral tiene a partir de ayer dos días de plazo para fijar la fecha de votación, que puede ser como máximo hasta el próximo 6 de septiembre.

Estos plazos figuran en la ley promulgada por la mandataria, que fue aprobada por el Parlamento boliviano tras presentarla el Tribunal Supremo Electoral.

La norma determina que “el Tribunal Supremo Electoral, en un plazo no mayor a dos días hábiles siguientes a la fecha de publicación de la presente Ley en la Gaceta Oficial de Bolivia, aprobará los ajustes al calendario electoral para las elecciones generales 2020 y definirá la fecha para la realización de la jornada respectiva de votación”.

El órgano electoral es el que convoca comicios en Bolivia y fija la fecha, pues uno de los poderes del Estado.

Áñez, candidata por la alianza Juntos, promulgó la ley, para lo que tenía de plazo hasta este miércoles, tras anunciar el pasado domingo que lo haría por “presiones” de otros candidatos como el ex presidente Carlos Mesa, de la agrupación Comunidad Ciudadana, y el ex ministro Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS).

La presidenta transitoria mantiene que no se puede ir a las urnas “en plena pandemia” por la COVID-19, que según estimaciones de su gabinete puede tener un pico en el país precisamente a comienzos de septiembre.

Mesa, Arce y otros candidatos critican que su Gobierno es transitorio, no salió de las urnas y no puede prorrogarse indefinidamente con argumentos como la emergencia sanitaria ante el coronavirus.

La ley la presentó el órgano electoral tras un acuerdo con varias de las ocho candidaturas que concurren a los comicios y fue aprobada en el Parlamento, donde tiene mayoría el MAS del ex presidente Evo Morales, tras lo que Áñez tenía la opción de promulgarla o devolverla a la Asamblea Legislativa con observaciones.

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, del MAS, había advertido que ejercería su potestad constitucional, pues actúa además como presidenta de la Asamblea, y la promulgaría si no lo hacía Áñez.

Los comicios estaban previstos el 3 de mayo, pero a finales de marzo el órgano electoral los pospuso sin fecha al declarar el Gobierno interino estado de emergencia sanitaria.

Las elecciones para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores están pendientes desde la anulación de los comicios de octubre pasado, en los que el entonces presidente Evo Morales había sido declarado vencedor para un cuarto mandato seguido y luego renunció entre denuncias de fraude a su favor.

Morales denunció que era forzado por un golpe de Estado en medio de presiones de militares y policías, entre otras, para privarlo de su nueva victoria electoral y obligarlo a dejar el poder, tras lo que Áñez, entonces senadora de la oposición, asumió de forma interina al activar un mecanismo sucesorio ante un vacío de poder.

Comparte