Economías de Europa y EE.UU. se desploman por la pandemia

El coronavirus -un patógeno hace 6 meses desconocido, para el que, hasta ahora, no hay ni tratamiento ni vacuna- golpeó terriblemente la economía de todos los países, inclusive los más poderosos del mundo. Se espera que en Latinoamérica la actividad se contraiga, en promedio, 9,1%

Los PIB de los principales países del mundo cayeron estos últimos meses a niveles nunca antes vistos desde contextos de guerra mundial o la gran depresión de 1930. La pandemia está lejos de extinguirse y, a la par del vendaval de muertos que deja cada día (ya suman casi 700.000), imprime un presente y un futuro sombrío a las expectativas económicas mundiales.

Alemania se contrajo un 10% ; España un 18,5% (la peor caída desde la guerra civil entre 1936 y 1939); Estados Unidos perdió un 32,9% el 2do trimestre de 2020; en ese mismo período, Francia se desplomó en un 13,8%, México un 17% y Brasil tiene su peor performance en 40 años. Suecia -que no fue a la cuarentena estricta para priorizar la economía y por eso lamenta una alta tasa de mortalidad- caerá más de un 5% este año, Japón, 4,5%.  China se contrajo 6% durante el primer trimestre, cuando el virus SARS-COV-2 apareció en la provincia de Hubei.

Todos estos son ejemplos de lo que significa una pandemia en términos económicos. Lamentablemente, no hay recetas para enfrentar la crisis sanitaria -algunos fueron al confinamiento, mientras que otros decidieron apostar por priorizar sus mercados-, las vidas se pierden de a miles cada día y esto repercute en los mercados y en las expectativas y comportamientos de los agentes económicos.

En el caso de Paraguay, el gobierno decretó una cuarentena estricta a mediados de marzo, que empezó a flexibilizar a comienzos de mayo: literalmente, se detuvo el mercado interno por casi 2 meses.

Si bien es cierto que a esta fecha solo debemos lamentar la muerte de casi 50 compatriotas (una cifra chica frente a los 90 mil brasileños o los 3500 argentinos que perdieron la vida por el Covid-19), económicamente se esperaba un 2020 muy bueno y no lo será. Aun así, «una buena entre todas las malas» constituye el hecho de que nuestro país será el que menos caiga (-2,3%) en la región (-9,1%), según prevé la CEPAL.

Muchas veces se escucha a los políticos decir que estamos frente a una «tormenta» que golpea de frente; más bien, se tendría que comparar la situación a varios huracanes que devastan al unísono regiones enteras del mundo y dejan tierra arrasada que costará mucho reconstruir.

Los ejemplos antes mencionados dan cuenta de que no se trata de un fenómeno local: una pandemia es una situación global, que ataca a la humanidad aproximadamente cada 100 años de manera totalmente inesperada.

La realidad es que volver a la vida prepandémica no es una posibilidad hasta tanto no se descubra la vacuna o se encuentre un tratamiento efectivo que haga la enfermedad menos mortal.

Desde sectores directamente afectados por las medidas de distanciamiento social y protocolo sanitario, se reclama a los gobiernos permiso para volver a la actividad. Sin embargo, esta actitud -completamente comprensible- niega el hecho de que con o sin restricciones, el miedo igualmente pone límites a la reactivación (por ejemplo, en Suecia los cines y teatros nunca cerraron pero casi no recibieron clientes en este tiempo pues la gente teme aglomerarse por el riesgo de contagio).

Sin embargo, no es cierto que todos perdieron desde que surgió el Covid-19. Muchos sectores mantienen sus ganancias y otros incluso las acrecentaron. Entonces, tal como sucede en las grandes guerras, quienes pueden deben hacer el esfuerzo por quienes ya no logran hacer pie en la crisis.

En definitiva, las sociedades tendrán que aceptar el hecho de que las cosas han cambiado y deberán adaptarse a convivir con la pandemia y aceptar las implicancias de este hecho. Deberán repensarse políticas que redistribuyan la riqueza hacia aquellos que -golpeados por los protocolos sanitarios- están impedidos de trabajar.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.