Las músicas, esas yiyis aladas de nuestra vida

Paranaländer presenta a los lectores de El Trueno su gran decálogo musical, elaborado tanto contra el esnobismo como contra el mainstream.

*

Por: Paranaländer

Por suerte la música es un lugar de reposo ideológico, ah que agradable pytu’u…Según Schopenhauer, con la música accedemos directamente al ser, esto es a la voluntad ciega y lovecraftiana, ella representa la vida toda.

Graham Harman piensa de manera similar, el arte nos permite tocar lo real. He intentado ser fiel a mis gustos personales hasta donde esto sea posible, más todavía en un mundo donde todo está imbricado con todo. He hecho una epojé, tanto del esnobismo como los dictados del mainstream, para elaborar esta superdecálogo de la música.

Si hiciera un decálogo de bebidas no pondría tanto puntillismo, pero aquí es necesario vencer enemigos latentes, autocensuras y coraje para ser fiel a la autenticidad. Igual es solo música dirán, qué lo que tanto. Para no repetirme, me limitaré a una música por país. Ahí vamos, ¡bon apetit!

  1. Ragaszthatatlan, Trabant (Hungría) Song magyar, en cuya lengua quiere decir Corazón de piedra o antiadherente o que no se pega a nadie, Canta Marietta Méhes.
  2. Gallito Cantor, masterpiece de Flores (chacariteño-paraguayo). La versión del arpista Bordón es cristalina, la de un gallito de espuelas de cristal, la de Paraná es mi preferida, como es instrumental, su solución es fantástica, recurre al scat afroamericano, tararea toda la melodía en una inventiva realmente picassiana. La de la orquesta de Florentín Giménez respira un aura avá 100 %.
  3. It’s very nice para xuxu, os mutantes (brasilero-paulista), mezclaban el español con el portugués, el inglés con el portugués, cuando cantar en inglés en Brasil era de imperialistas.
  4. Hobo ho, Mingus (afroamericano). Es la canción definitiva de todos los vagabundos londonianos, stirnerianos del mundo. Banda sonora perfecta para una remake de El emperador del Norte.
  5. Le premier bonheur du jour, Françoise Hardy (francesa) o JB de Gainsbourg.
  6. La oración por François Villon, Bulat Okudzhava (Armenia). Chanson moscovita.
  7. Walking after midnight, Cowboy junkies (Canadá), Country depre.
  8. Taxim, Kaleidocope (wasp americano). Yuxtapuso el delta con el Nilo.
  9. Old castle, Isao Tomita (Japón). El romanticismo ruso filtrado por el sintetizador.
  10. A cristal house, Vladimir Vysotsky (Rusia). Pathos ruso visceral,
  11. África Remembers, Youssou N’Dour (Senegal). El corazón afro hecho voz.
  12. Hwehwe Mu Na Yi Wo Mpena 09 – K. Frimpong & His Cubano Fiestas (Ghana) Llegaremos lejos si el conductor es Cristo dice la letra.
  13. Sali, Amadou dit Ballake et l’orchestre Super Volta (1975) (Burkina Faso). El griot Ballaké narrando África.
  14. Jamás Te Olvidare, Rigo Tovar- (México). Rock y cumbia, Usa y México hermanados.
  15. Very Very Well – Lito Barrientos Y su Orquesta, (Colombia). La radio la perifoneaba en los albores de nuestra infancia.
  16. María Fulo, Miriam Makeba (Sudáfrica). África, mujer, resistencia.
  17. No volveré, The Country Roland Band (tex-mex), su belleza irónica, totalmente anti-estoico, el tiempo fulminado cuando en la peli de Reygadas el menonita dreyeriano hace girar su pickup…en círculos.
  18. Angelitos negros, Andrés Eloy Blanco, (Venezuela). Pedro Infante, Cat Power, Roberta Flack, Los pasteles verdes…La cantaron todos blancos o afroamericanos.
  19. A los bosques me interno yo, Los destellos (Perú). La cumbia y sus fuentes platónicas.
  20. Carola Neher, Ballade Von Der Seeräuber-Jenny (Alemania expresionista) Carola, actriz de Wedekind y Pabst, viuda de Klabund, militante comunista, exiliada en la paranoica URSS terminó of course víctima de las purgas estalinistas.
  21. Western eyes, Portishead (Bristol, Inglaterra). Hip hop abstracto y dolor universal.
  22. Elfin Knight, Ewan MacColl & Peggy Seeger (Escocia). Tradiciones escocesas.
  23. Expreso de medianoche, Giorgio Moroder (Italia). Italia después de pasar por Dusseldorf.
  24. India, Pärson Sound (1967-68). (Suecia). Hippies suecos exhumados 25 años después.
  25. Iqa’at – Ensemble Improvisation (Bagdad), Irak. Disco de la Unesco, patrimonio universal de la improvisación callejera bagdadí.
  26. Ahmed Malek & Fkako (Argelia). Bandasonorista aupado a la electrónica.
  27. Back home, André Tanker with the mansa musa drummers (Trinidad y Tobago). Misticismo caribeño y alegría de volver a casa.
  28. The Train Leaves At Eight, Mikis Theodorakis (Grecia). Si me llamo Theodorakis es fácil tener la gracia.
  29. Alpha 6, Ami Shavit,1972 (Israel) Electrónica israelí setentera.
  30. Black sand, BRAINTICKET (Austria) Krautrock austriaco.
  31. Ser o no ser, Danay Suarez (Cuba). Postrova femenina antiabortista.
  32. Voy a hacer lo que hay que hacer, La Big Rabia (Chile). Punk-blues abolerado de guitarra, voz y batería.
  33. Bótalle caldo, Malandrómeda (Galaico-español). Cumbia malandra
  34. Je T’aime, Moi Non Plus, Sexteto Electrónico Moderno Remixes (1966-1971), (Uruguay). Muzak sesentera al estilo uruguayo.
  35. No mires asombrado al destino, Los del destino (Argentina), Cumbia santafesina ignota, esos teclados, oh Gardel
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + cinco =