De la secta de los aburridos

Luego de presentar su santuario de pesimistas, Paranaländer nos trae hoy su lista de sentencias célebres sobre el aburrimiento.

*

Por: Paranaländer

El aburrimiento es la sal de la vida, sin quererlo, pues a pesar de ser el responsable de que todo nos dé hartazgo, es al mismo tiempo lo que nos empuja a mirar para todos lados y azimuts esperado que surja el milagro que nos calme y cure.

Es la locura que se hace cargo de nosotros en esos momentos en que pateamos el tablero de nuestra vida, buscando otro suelo más vivificante, floreciente, alegre…Dame de esa droga del aburrimiento y ¡te levantaré una torre de Babel! La triada schopenhaueriana. En el alemán sería un mar de tedio o aburrimiento (70 %), islotes de alegría (5 %) y rocalla de dolor (20 %) la vida en su conjunto.

Yo planteo un humus o grund de aburrimiento, todo es en el comienzo aburrimiento ya luego, y el escritor cuando escribe ya escribe sobre ese aburrimiento-palimpsesto…Así que venga el aburrido en tercer grado, el crítico, o el aburrido en segundo grande, el lector y diga, eureka, qué aburrido es esto! es un absurdo o una redundancia. ¡Eso ya lo sabíamos desde el principio (ya estaba establecido en el epígrafe)!

Mariana Alcaforado cuando escribe al hombre que la sedujo‚ que la liberó de su vida aburrida: «Os doy las gracias desde el fondo de mi corazón por la desesperación en que me habéis inducido, y desprecio la calma en que vivía antes de conoceros… Adiós. ¡Amadme siempre, hacedme sufrir peores dolores!».

«Por este sentimiento del tiempo inútil, el cloro en la lejanía del hidrógeno se aburre» (Michelstaedter).

«Alexander: Yo estoy con el aburrimiento. Como esta secta herética de la que habla Borges creo, y cuya cualidad esencial está en el aburrimiento. No en la fe y el entusiasmo. En el aburrimiento… el vacío… Estoy de acuerdo con eso. Además, hice mi autorretrato» (La Maman et la putain, Jean Eustache).Link para leer o descargar el guión: https://www.scribd.com/doc/93374690/Eustache-Jean-1973-Sce-nario-de-La-Maman-et-la-Putain

«Un buen fuego, unos libros, unas plumas, ¡cuántos recursos contra el aburrimiento!» (Xavier de Maistre).

«¡Qué no es capaz de hacer la gente por puro aburrimiento! Estudian por aburrimiento, rezan por aburrimiento, aman, se casan y procrean por aburrimiento y, finalmente, mueren de aburrimiento» (Leoncio y Lena, Georg Büchner)

«Qué terrible es el aburrimiento… terriblemente aburrido! No encuentro otra expresión más fuerte ni más verdadera para definirlo, puesto que lo semejante solamente se conoce de veras por lo semejante. Ojalá se diera una expresión más fuerte y más alta, porque significaría un cierto movimiento. Pero yo sigo tumbado a la bartola, inactivo. Lo único que veo delante de mí es el vacío; lo único que me alimenta es el vacío; y lo único que me mueve es el vacío. Ni siquiera sufro dolores. Prometeo y Loke conocían en su aburrimiento alguna interrupción, por muy monótona que ésta fuese. El buitre picoteaba sin cesar el hígado del primero, y el veneno nunca dejaba de caer sobre el segundo. Para mí, en cambio, hasta el dolor ha perdido todo su solaz. De nada serviría el ofrecimiento de todas las glorias del mundo o de todos sus tormentos, porque tanto unas como otros me importan ya un bledo y no estoy dispuesto ni a mover un dedo para cogerlas o para huirlos. Lo que estoy es muriendo la muerte. Y ¿qué cosas podrían distraerme? En principio hay muchas. Por ejemplo, si yo pudiese echar el ojo a una fidelidad que afrontara todas las pruebas; o me enardeciese con un entusiasmo que lo soportara todo; o tuviera una fe que trasladara las montañas; o, finalmente, si concibiese un pensamiento capaz de unir lo finito con lo infinito. Pero mi alma, envenenada por las dudas, todo lo reduce a polvo. Mi alma es como el Mar Muerto, sobre el cual no puede volar ningún pájaro. Y si alguno se arriesga, al llegar a medio camino pierde las energías de sus alas y cae abatido, hundiéndose en la muerte y en la ruina.» (Kierkegaard)

«La lectura es enemiga del pensamiento. Vale más aburrirse que leer, pues el aburrimiento es pensamiento en germen (o vicio o lo que sea)… mientras que las ideas de los demás sólo serán obstáculos para nosotros» (Cahiers, Cioran)

«poesía es mejor que las drogas –”la flor del olvido”– para disipar el aburrimiento» (Hsu Ling, Nuevos cantos desde una terraza de jade)

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + tres =