Piden la promoción de la sostenibilidad ambiental y los valores del comercio justo durante la recuperación económica

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo (CLAC) pide promover la sostenibilidad ambiental y valores del comercio justo en la post pandemia.

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo (CLAC) hizo un llamado a los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y la cooperación internacional a proteger, visibilizar y promover los enfoques de sostenibilidad ambiental y los valores del comercio justo en las acciones que realicen en la etapa de recuperación económica post pandemia del COVID-19.

“Los pequeños productores, los ciudadanos, los académicos, los políticos, los gobernantes tenemos el compromiso de asumir el reto de tomar la problemática del planeta en nuestras manos y tomar las medidas correctivas que se deben”, aseguró el presidente de CLAC, Miguel Ángel Munguía, al presentar este lunes el posicionamiento.  “Los(as) pequeños(as) productores(as) y trabajadores(as) de Comercio Justo ante la crisis del COVID-19 y el cambio climático”, agregó.

Los(as) agricultores(as) a pequeña escala en América Latina y el Caribe están sintiendo el impacto de dos crisis mundiales: la generada por la pandemia del COVID-19 y el cambio climático, las cuales han afectado la producción agrícola, incrementando los costos de producción y generando cuantiosas pérdidas para los(as) agricultores(as).

Los impactos del cambio climático van desde el derretimiento de los glaciales andinos a devastadoras inundaciones y sequías. Mientras, la pandemia de COVID-19 está afectando fuertemente a la región y tendrá un impacto severo en la economía, que podría contraerse en un promedio de -9.1% del PIB en los próximos meses, según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Sin embargo, la recuperación económica de América Latina podría significar riesgos y retrocesos en el avance de las medidas de protección ambiental, pues podrían implementarse reformas de ajuste estructural, como ha recomendado el Banco Mundial, incluyendo la eliminación de “regulaciones ambientales excesivas, subsidios y regímenes de licencias”, entre otros.

“Solo una naturaleza sana puede ayudarnos a evitar que la humanidad este expuesta a recurrentes episodios similares al COVID-19, ya que la naturaleza es capaz, por ejemplo, de frenar el polvo del desierto y reducir la contaminación atmosférica”, expresa el documento. “Pero, cuando la variable cambio climático aparece en la ecuación, la naturaleza tiene menos margen para atenuar impactos y proteger nuestra salud”, agrega.

Para que los(as) pequeños(as) productores(as)y trabajadores(as) agrícolas puedan seguir enfrentando los desafíos derivados del cambio climático, en este nuevo escenario de crisis global y regional, CLAC insta a los gobiernos, actores de la sociedad civil y a la cooperación internacional a:

  • Considerar el rol clave de la agricultura familiar en la mitigación y adaptación al cambio climático.
  • Promover discusiones en todos los niveles, así como las alianzas entre todos los actores de las cadenas de valor, sector público y sociedad civil.
  • Tomar en cuenta las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en la elaboración de los planes regionales y nacionales de reactivación económica post-COVID-1.
  • Impulsar un gran diálogo regional y nacional que tome en cuenta la participación de las organizaciones de pequeños(as) productores(as) y trabajadores(as) del campo.
  • Mantener y profundizar las medidas de cuidado al medio ambiente y fortalecer las capacidades de resiliencia de las poblaciones y de los pequeños(as) productores(as) en la región.
  • Promover la participación activa del sistema y movimiento de Comercio Justo en la agenda climática internacional.
  • Promover que los distintos actores en la cadena de valor asuman su responsabilidad tanto en la mitigación del cambio climático, como en el incremento de los costos que éste genera en la producción agrícola.
  • Mantener en agenda las discusiones sobre los efectos del cambio climático en los medios de comunicación.
  • Continuar sumando esfuerzos para generar mayor conciencia individual y colectiva para promover un consumo responsable.

Desde el año 2011, CLAC se ha pronunciado sobre la agenda de Cambio Climático buscando elevar la voz de los(as) pequeños(as) productores(as) en espacios de discusión a nivel nacional, regional e internacional, destacando que, aunque contribuyen poco al calentamiento global, están entre los más vulnerables al cambio climático.

A través de diferentes programas, CLAC también acompaña los esfuerzos de los(as) pequeños(as) productores(as) para construir resiliencia frente a los impactos del cambio climático en la región.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 3 =