Argentina lanza al espacio un satélite de observación

El satélite argentino Saocom 1B fue lanzado a bordo de un cohete Falcon 9, de la firma Space-X. Proveerá información referida a la humedad del suelo para uso agricultura e hidrología, mapas de riesgo de inundación, incendios y enfermedades de cultivos.

 

Este domingo, el presidente del vecino país, Alberto Fernández destacó el lanzamiento del satélite Saocom1B y resaltó que a través de la “inversión en educación, ciencia y tecnología” se logrará “crecer como país y como sociedad”.

De acuerdo a la información publicada por la Agencia Télam, el mandatario expresó su gratitud “a todos los que pusieron el esfuerzo”, al momento de comunicar el suceso de la operación desde la residencia de Olivos.

Al dirigirse por videoconferencia a los científicos del Centro de Control de Misión en el Centro Espacial de Conae, en Córdoba, y del Invap, en Bariloche, Alberto Fernández resaltó que Argentina es “uno de los 10 países que son capaces de poner en órbita satélites como este”.

El Presidente reseñó que el Saocom1B “no es un satélite más” sino que “permite conocer muchas cosas de nuestro suelo y prever lo que tenemos que hacer para optimizar nuestros esfuerzos”, como “medir la salinidad y movimientos de la tierra, los glaciares, el agua y los ríos”, entre otras capacidades.

El mandatario consideró que esas aptitudes resultan “centrales para aquellos que se dedican a la producción agropecuaria, y que tanta riqueza acercan a las Argentina”.

Tras destacar que el Gobierno puso en marcha este plan en 2007, sobre el final del mandato del entonces presidente Néstor Kirchner, Fernández dijo estar “orgulloso” de que esta iniciativa sea llevada a cabo por “científicos argentinos”.

“La riqueza de las sociedades está dada en el desarrollo de la educación, el conocimiento, la ciencia y tecnología”, planteó.

La primera etapa del cohete Falcon 9 que transportó al Saocom 1B al espacio se separó a los 2 minutos 31 segundos del despegue y fue recuperada en tierra para una próxima misión.

El satélite Saocom 1-B se separó a los 14 minutos 20 segundos del módulo de carga del cohete, se estabilizó en su órbita y abrió sus paneles solares.

La primera estación con la que tomó contacto el satélite es la ubicada en Lima, Perú, según el cronograma «minuto a minuto» que consignó la Comisión Nacional de Energía Atómica (CONAE).

Desde ese momento, el Centro de Control de Misión de la CONAE en Córdoba comenzó a recibir la telemetría (los datos de salud/estado) del satélite y a comunicarse con el resto de los grupos.

Los monitoreos continuaron con la siguiente pasada del satélite por la estación en Tierra del Fuego y luego por la estación del Polo Norte. A continuación, el Centro de Control de la CONAE en Córdoba ejecutó los primeros comandos sobre el SAOCOM 1B.

El Saocom 1B logrará facilitar información referida a la humedad del suelo para uso agricultura e hidrología, mapas de riesgo de inundación, incendios y enfermedades de cultivos.

También detallará información para la toma de decisiones sobre temas de siembra y fertilización, determinación del agua disponible en nieve para riego, desplazamiento de glaciares y terrenos, así como pendientes y alturas, entre otras aplicaciones.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × dos =