A.N.R. festeja 133 años

Su aniversario número 133 encuentra al Partido Colorado en el poder e intentando buscar la unidad entre los sectores internos. Fue fundado un 11 de septiembre del año 1887 con Bernardino Caballero a la cabeza.

 

Un 11 de septiembre pero del año 1887 nacía oficialmente el Partido Nacional Republicano o Partido Colorado como también es conocido en la actualidad. Si bien es cierto que el 25 de agosto de ese mismo año ya se había realizado en la casa del Gral. Caballero una reunión preparatoria, quedó marcada para esta fecha el encuentro para la firma del acta fundacional.

Con Bernardino Caballero a la cabeza empezó el largo recorrido de la nucleación política dentro del devenir nacional.

Siendo Gobierno fue desalojado del poder en el año 1904 y pasó a la oposición y la resistencia por largos años, en los cuales grandes personalidades del país revistieron sus filas. Ignacio A. Pane, Fulgencio R. Moreno, Telémaco Silvera, Ricardo Brugada (h), entre otros grandes exponentes de esa brillante generación de paraguayos, defendieron el coloradismo y presentaron grandes impugnaciones al pensamiento liberal hegemónico de aquel momento.

Volvió a ocupar espacios de poder luego de 40 años, cuando la estrategia de infiltración de Natalicio González hizo que el coloradismo gane influencia en el gobierno de Higinio Morínigo. Antes del stronismo, hubo varios proyectos políticos colorados que terminaron derrotados por diferentes razones (democráticos, guiones, etc). Sucesivas purgas del régimen de Stroessner consolidaron un nuevo Partido Colorado, hasta que una nueva división, entre militantes y tradicionalistas, provocó el fin de la larga dictadura.

El derrocamiento de Stroessner encontró nuevamente bien parada a la centenaria nucleación y le permitió seguir teniendo protagonismo en los años de la eterna transición paraguaya. En el periodo 2003/2008 la ANR protagonizó la recuperación del Estado nacional, refundó la economía, desendeudó al país creando condiciones para el acceso al crédito internacional, fundó el paradigma de las únicas políticas sociales con las que cuenta Paraguay, desde la tarifa social de electricidad hasta las transferencias condicionadas.

En 2008 demostró su vocación democrática garantizando la primera alternancia política sin golpes militares, para volver a ganar las elecciones presidenciales 5 años después, luego de que muchos vaticinaran su extinción.

Hoy, este aniversario encuentra al coloradismo al mando del Ejecutivo nacional, y el partido se encuentra en pleno proceso de unidad entre los sectores internos  con el fin de brindar gobernabilidad al presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Aunque la “Concordia Colorada” sea incipiente y poco realista en la práctica, la vocación de poder de la agrupación política los obliga a concertar acuerdos con miras a las próximas elecciones.

Se espera que el coloradismo tenga un proyecto político más claro frente a los desafíos del siglo 21, que continúe siendo un partido de masas y no se convierta en un partido de pequeñas minorías. Solo así pervivirá como un partido del orden democrático, de la defensa del Estado nacional y del sentimiento nacional de las mayorías.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 4 =