Dragado del río permitió navegación y ahorro en fletes de aproximadamente USD 100 millones

Los ríos Paraná y Paraguay son las principales vías de salida de los productos paraguayos hacia los mercados internacionales. El dragado de los mismos permitió que la histórica bajante que atraviesan estos cursos de agua no afecte la navegabilidad.

 

El dragado realizado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) permite hasta hoy la navegabilidad por los principales ríos Paraguay y Paraná, a pesar de la histórica bajante que se tiene y cuyos niveles -según los entendidos- no se registraban hace 60 años.

La intervención en pasos críticos fue protagonista esencial al permitir el tránsito de productos y mercaderías, estimándose un ahorro de aproximadamente USD 100 millones en el precio de fletes, según referentes del sector en nuestro país.

Desde el MOPC informan que el trabajo de dragado fue oportuno porque significó que no se detengan las importaciones y exportaciones durante este tiempo debido a la preocupante ausencia de lluvias, y al agregado de la pandemia del Coronavirus (COVID-19).

Hay que considerar que en temas de celeridad de comercio exterior, la bajante de los ríos afecta directamente el tiempo de viaje hasta los principales puertos marítimos.

Por ejemplo, un viaje desde Paraguay a Buenos Aires (Argentina) o Montevideo (Uruguay), normalmente se lleva a cabo en 15 días  pero podría demorarse entre 22 a 25 días aproximadamente, y en vez de llevar 100% de carga se estaría llevando un máximo de 60%.

Esto representaría una pérdida económica importante para nuestros productos, así como mayor uso de combustible, cansancio en los tripulantes y la llegada tardía de las mercaderías.

Entonces, gracias a las intervenciones realizadas por el MOPC, la navegabilidad a través del canal de navegación de 10 pies de calado no fue interrumpida ni la mercadería en tránsito sufrió sobrecostos, produciendo un ahorro importante de divisas e inclusive se habla de que en un año, se incrementó un 20% el transporte fluvial.

No obstante, ante la situación actual y a fin precautelar la navegabilidad, este lunes 14 de septiembre la Prefectura General Naval bajo Resolución N°91/20, resolvió modificar el calado máximo permitido para las embarcaciones en aguas del río Paraguay de la siguiente manera:

-Tramo desde Bahía Negra hasta Remanso Castillo siete pies de calado para buques motores y remolcadores con tren de barcazas.

-Tramo desde Remanso Castillo hasta Villeta 8 pies de calado para buques motores y remolcadores con tren de barcazas.

-Tramo desde Villeta hasta Confluencia con el río Paraná 10 pies de calado para buques motores y remolcadores con tren de barcazas.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cuatro =