Atacan al Dr. Sequera

El Director de Vigilancia de la Salud está siendo el blanco de grupos que lo señalan como el responsable de cuestiones que escapan a su área. Un DJ amenaza con realizarle un «ataque» por promover protocolos sanitarios que impiden la realización de eventos.

Más de 4300 tweets con menciones a su persona hicieron que el Dr. Guillermo Sequera sea tendencia en Twitter Paraguay este sábado 19. Es que el actual Director del área de Vigilancia de la Salud del MSPBS está siendo señalado por algunos grupos de ser responsable de cuestiones que -en la mayoría de los casos- escapan a su potestad como funcionario de la cartera sanitaria.

Primero circuló en redes un video en el que se puede ver que unas personas -familiares de pacientes oncológicos- le reclaman al Dr. Sequera por tratamientos que no se están dispensando.

Más allá de la desesperación de quienes padecen cáncer y de sus allegados, lo cierto es que el área que maneja Sequera no es responsable de compras en el Ministerio de Salud ni tampoco las enfermedades oncológicas son su área.

El propio Sequera declaró que él quiso dar una respuesta a los manifestantes que se habían encadenado para reclamar que se realicen los tratamientos a las personas con cáncer, pero cuando intentó conversar con una señora solo recibió insultos y violentos agravios por parte de los presentes.

Decidió entonces retirarse del lugar y, posteriormente -según declaró al programa La Lupa-, tuvo conocimiento de que los manifestantes celebraron que no se haya podido realizar el diálogo. Esta situación hizo que Sequera calificara la protesta como «algo montado».

Esta no es la única arremetida que tiene como objetivo al joven médico. Circula en la red de mensajería Whatsapp un audio -presuntamente grabado por el DJ Ariel Gómez- en el cual se señala a Guillermo Sequera como el responsable de las medidas de distanciamiento social que se aplicaron desde que el Covid-19 llegó a nuestro país.

El autor del audio se refiere al responsable del área de Vigilancia de la Salud como «Don Vacunas» y lo apunta como quien lleva la «bandera de las prohibiciones». Se trata de una persona que se dedica al rubro de eventos y que, dadas las restricciones a la realización de reuniones, fiestas, recitales y todo tipo de situación de aglomeración, se encuentra en imposibilidad de trabajar.

Este señor – fuentes de El Trueno afirman que se trataría de DJ Ariel Gómez- llega incluso a amenazar a Sequera, en lo que constituye una conminación a una autoridad pública, un verdadero delito penado por ley: «Vienen llevando las recomendaciones, no sé si por parte de su propia idea [sic] o tal vez persuadido por este ‘Don Vacunas’ llamado Guillermo Sequera, que es el próximo personaje a atacar, ayer ya tuvieron un careo con él en la puerta del Ministerio y le gritaron unas cuantas verdades, y el tipo ahí mostró su prepotencia, protegido por un par de policías y pidiéndole a su seguridad que los separen, los alejen. Este pendejo de mierda [sic] tiene que escarmentar» se reproduce en el audio que es viral en Whatsapp.

El audio continúa con expresiones sobre el poder que tiene el rubro eventos y aclara que «no podrán someternos ni al encierro ni a unas vacunas obligatorias, ni a un sistema de sanitación [sic] como el que están planteando».

Así, además de ir contra las medidas sanitarias que permiten al Paraguay -pese a la aceleración de los contagios y el aumento de muertes- tener una de las tasas de mortalidad más bajas de la región, también este personaje es antivacunas, descree de la efectividad de lo que podría ser el fin de la pandemia de coronavirus, la cual es es la verdadera causa de que no pueda actualmente ejercer su profesión.

Sea Ariel Gómez o no el autor del audio, lo cierto es que en el perfil de Twitter de este DJ se comparten posteos donde se pone en duda la existencia del Covid-19 y se milita el no uso de tapabocas.

Muchos salieron a respaldar al Dr. Sequera en las redes sociales. Asimismo, se ha señalado que los ataques de los que está siendo víctima provendrían de sectores colorados que lo atacarían por su ideología «zurda».

Sin embargo, la tendencia negacionista de la pandemia, los militantes antivacunas y antitapabocas están presentes en todas partes del mundo y Paraguay no escapa de ello.

En realidad, se trata de sectores sociales muy afectados por la aplicación de cuarentenas -estrictas o flexibles-  las que limitan sus posibilidades de trabajar tal como lo hacían antes del 11 de marzo, cuando la OMS declaró que el nuevo coronavirus era ya una pandemia.

Es comprensible su desesperación por que las cosas vuelvan a ser como antes, pero no es justificable que descrean de protocolos que están salvando la vida a miles de paraguayos y paraguayas que, pese a las dificultades, siguen respetando las consignas oficiales.

Además, no se puede olvidar que la prohibición de realización de eventos masivos está vigente en todos los países que se vieron afectados por el virus del SARS-COV-2.

La militancia contra la vacuna -que posiblemente esté disponible a principios de 2021- es totalmente contradictoria con los objetivos de quienes la movilizan: justamente, la existencia de una vacuna podría poner fin a la crisis sanitaria y económica que vive el planeta y a la mala situación que viven tantos rubros, como el de eventos, turismo, y tantos otros.

Comparte