Un nuevo equipo de resonancia magnética se halla en proceso de instalado en el INCAN

El equipo de resonancia magnética reconoce estructuras que no se observan en la tomografía u otros estudios, por ejemplo, donde podrían hallarse tumores. Además ayuda a un diagnóstico rápido y si el caso lo amerita a una posterior cirugía.

 

Esta mañana inició la construcción de una jaula protectora para el equipo de resonancia magnética nuclear que estaría siendo instalada próximamente en el Instituto Nacional del Cáncer en beneficio de los pacientes oncológicos que acuden al centro especializado para ser asistidos.

De acuerdo a la informado por el Ministerio de Salud, la jaula es un recubrimiento de las paredes de la sala de resonancia con láminas de aluminio que crea un blindaje para que no entren las ondas de radio frecuencias dentro de la sala de resonancia y eso interfiera en la imagen.

“Este blindaje evita que se produzca ruido en la imagen, porque de lo contrario eso provoca que la imagen obtenida para el diagnóstico no sea óptima”, explicaron desde el Dpto. de Oncología Radiante del INCAN.

¿Qué es una resonancia magnética?

La resonancia magnética es un estudio de la anatomía del cuerpo humano con unas características particulares que permiten visualizar estructuras blandas y articulares con la finalidad de obtener información sobre la composición del cuerpo a ser analizado.

El equipo reconoce estructuras que no se observan en la tomografía u otros estudios, por ejemplo donde se puedan hallar tumores, además ayuda a un diagnóstico rápido y si el caso lo amerita a una posterior cirugía.

El equipo fue adquirido gracias al Gobierno de Japón que hizo la entrega a este centro especializado.

 

Comparte