Brasil extendió por 30 días el cierre de sus fronteras

El canciller nacional señaló que a pesar de la decisión tomada por el Brasil, las negociaciones bilaterales para la apertura de los pasos fronterizos continúan. Se espera una conversación telefónica entre Abdo y Bolsonaro para destrabar la situación.

 

El canciller nacional, Antonio Rivas Palacios, confirmó que Brasil extendió el cierre de sus fronteras por 30 días más, no obstante, aclaró que eso no afecta las negociaciones encaradas para el intercambio comercial entre ciudades brasileñas y paraguayas. Señaló que la conversación entre presidentes está pendiente para definir la fecha en que se hará efectiva la medida.

Mediante un decreto dado a conocer en la víspera, el gobierno de Brasil decidió extender por un mes más el cierre de sus fronteras para evitar la propagación del coronavirus.

Al respectivo, el canciller explicó que el documento establece en uno de sus artículos, la posibilidad de que ciudadanos extranjeros de países fronterizos lo van hacer conforme un trato de reciprocidad.

«Estamos conscientes de que tienen que tomar todas las medidas necesarias para aquellos países con los cuales ellos no tienen esa reciprocidad», refirió este viernes en declaraciones a la 1080 AM, posteriormente reseñadas por la Agencia IP.

Ante dicha situación, aclaró que la medida adoptada por Brasil no afectará los planes iniciales, alegando que las negociaciones continúan. Al respecto, se mostró optimista en que pronto se dará la conversación entre los presidentes Mario Abdo Benítez y Jair Bolsonaro para oficializar el anuncio.

El canciller explicó que la apertura gradual de las fronteras no es algo que se pueda hacer en poco tiempo, ya que hay una estructura que se debe operativizar a efecto de reactivar la economía.

«Con este nuevo decreto tenemos una ventana (artículo) que lo tenemos que trabajar bilateralmente para establecer un sistema de paso fronterizo a través de lo que llaman ciudades gemelas», remarcó.

El ministro de Relaciones Exteriores reiteró que los mandatarios de ambos países serán los encargados de comunicar la fecha de reapertura del paso fronterizo, que según indicó se debe realizar bajo estrictos controles sanitarios.

«Está decisión no afecta los planes de reapertura porque justamente habilita a conversar bilateralmente como se había hablado en ámbitos regionales a través de una comunicación para la reapertura gradual», ratificó.

Admitió que la medida asumida por el Brasil generará cierta incomodidad en el Alto Paraná, ya que es una zona que depende del turismo de compras, no obstante recordó que reabrir las fronteras es una «decisión que se toma de a dos», subrayó finalmente.

Comparte