Ante apertura de fronteras con el Brasil, jefe de Estado pide responsabilidad para avanzar hacia la reactivación económica

“Que esta normalización no nos lleve a una relajación, sigamos siendo responsables, mantengamos nuestro protocolo sanitario, eso les pido a los comerciantes”, manifestó Mario Abdo en Pedro Juan Caballero, donde inició su jornada de Gobierno este viernes.

 

El jefe de Estado dijo estar confiado en el compromiso de cada paraguayo en esta nueva etapa que se vive con la reapertura de la frontera entre Paraguay y Brasil.

“Yo tengo mucha fe en el pueblo, en la responsabilidad que vamos a asumir cada paraguayo”, manifestó.

Insistió en que la ciudadanía no se relaje en el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

“Con el amplio espíritu de seguir cuidando a nuestra gente, seguir salvando vidas, quiero renovar este mensaje de concienciación para que esta normalización no nos lleve a una relajación, sigamos siendo responsables, mantengamos nuestro protocolo sanitario presentes, eso les pido a los comerciantes, yo sé que hoy están muy felices y agradezco su comprensión y tolerancia en todo este tiempo, yo sé que muchos, todos, tuvimos que hacer sacrificios importantes. Les pido desde el corazón, Paraguay hoy tiene números interesantes, estamos bien, podemos estar mejor”, señaló.

Al destacar los resultados logrados hasta el momento en la lucha contra el COVID, el presidente recalcó la importancia de seguir con la política sanitaria, según informó el portal de Presidencia.

“La historia es la fuerza suprema de nuestros actos. Muchos no valoramos lo que hacemos en el presente, eso es natural de la condición humana, pero el tiempo se va a encargar de escribir cómo Paraguay enfrentó, qué hizo, si sirvió o no el modelo Paraguay para una contribución en todas las políticas que llevamos adelante, políticas sanitarias, políticas económicas, alguna vez se va a escribir, la historia pone todo en su lugar con el tiempo”, significó.

CUIDAR A LA FAMILIA Y A LOS GRUPOS MÁS VULNERABLES

El gobernante dijo que es importante seguir estrictamente la nueva etapa que se vive y cuidar en forma muy especial a los grupos más vulnerables ante el coronavirus.

“El que se siente mal tiene que quedarse en su casa, esta es la nueva etapa, la nueva medida que pedimos ante la propagación comunitaria del virus. El que se siente mal por favor que guarde el aislamiento responsable, que se haga el hisopado en el tiempo adecuado y que así podamos cuidar a nuestra familia, a nuestra gente mayor que son los más vulnerables, y también cuidar a nuestro personal de blanco que arriesga su vida y expone su salud para cuidar a nuestra población”, acentuó.

IMPACTO POSITIVO DE LA CONTENSIÓN SOCIAL

También enfatizó en las medidas de contención social adoptadas por el país durante la pandemia.

“En términos económicos hicimos una gran contención con los programas sociales, el Programa Pytyvõ llegó a 3 millones de paraguayos, hoy es un programa de referencia en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en otros organismos internacionales, están estudiando el impacto positivo de contención social”, afirmó.

Añadió que este fue el programa de contención social más agresivo de la región, que llegó a los sectores más vulnerables y a los trabajadores formales que perdieron su trabajo a causa de las medidas sanitarias que generaron restricciones al comercio.

Asimismo mencionó el programa de apoyo a sectores vulnerables denominado Ñangareko, que fue implementado también en el marco de la pandemia.

“Con el Programa Ñangareko llegamos a 258 mil paraguayos y eso generó también un impacto positivo en nuestra economía, si bien tenemos mucho por hacer», acotó.

Señaló que Paraguay es el único país en la región que, comparando a junio del año pasado, tuvo un crecimiento del 2,9% en ese mes y un crecimiento del 0,9 en julio. Sobre el punto dijo que son pequeños indicios que “nos permiten ser optimistas sobre lo que el Paraguay ha construido”, apuntó.

Comparte