Salud aclara que eficacia del Remdesivir para el tratamiento del COVID-19 continúa en estudio

Se recomienda utilizarlo en el contexto de ensayo clínico. Antes de administrar el fármaco como tratamiento del SARS-CoV-2 es necesario contar con el consentimiento informado del paciente, puesto que no se cuenta con evidencias que aseguren la curación de la enfermedad.

 

Respecto al uso del Remdesivir para el tratamiento de pacientes infectados con el virus del SARS-CoV-2, la Dra. Viviana de Egea, directora de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, declaró que si bien el fármaco cuenta con autorización para su uso de emergencia en pacientes hospitalizados, aún sigue en estudio, bajo un riguroso protocolo.

“Estamos estudiando cuál sería el beneficio del fármaco para los pacientes con COVID-19. Es importante saber a qué pacientes administrar el medicamento y en qué momento”, señaló la profesional de la salud.

La OMS expone que el Remdesivir no registra impacto alguno en la mortalidad de pacientes con COVID-19. No obstante, si muestra reducción de la estancia hospitalaria.

De acuerdo a lo publicado en el portal del Ministerio de Salud, De Egea aclaró que no es un fármaco creado recientemente, por el contrario, ya lleva unos años en el mercado y ha sido estudiado in vitro (en laboratorio), para tratar las primeras cepas de coronavirus como el SARS-1, el MERS y también fue probado con el Ébola.

Indicó que con los diversos tipos de coronavirus obtuvo muy buenos resultados, incluido con el SARS-CoV-2. Sin embargo, explicó que cuando el antiviral es llevado a un ensayo clínico el comportamiento del virus no es igual que en el in vitro.

“El virus, una vez que ingresa al organismo comienza a utilizar las células que allí encuentra para replicarse. Esto es similar a lo que ocurre con el virus del VIH, o con el Herpes, otro virus que se mantiene y queda integrado en las células del organismo.

Explicó que, los antivirales para ser efectivos tienen que actuar como inhibidor, antes que ocurra la integración principal del virus a las células del organismo, por lo que este tipo de tratamiento debe utilizarse de forma precoz. “Un paciente con varios días de evolución de la enfermedad, tiene el virus replicado en sus células, por lo tanto, el antiviral no será efectivo”, subrayó.

Aclaró: “No estamos en contra de su uso, sino en la formalización del uso de este fármaco que aún no está comprobado completamente su eficacia”, al tiempo de exponer que el Remdesivir es un fármaco prometedor, que no se puede descartar de entrada.

Aseveró que la recomendación es utilizar este tipo de fármacos en el contexto de un ensayo clínico. “Si estoy tratando a un paciente en un hospital privado y me hago responsable de lo que ocurrirá con ese paciente, la recomendación es realizar el tratamiento a través de un consentimiento informado, firmado por el paciente y un familiar que estará recibiendo un fármaco que aún no tiene todas las evidencias. Explicar al paciente en qué consiste el tratamiento, los posibles efectos adversos, y advertir que no se asegura una curación, eso es lo que tenemos que aclarar al paciente y a la familia”, asegura.

 

Comparte